dissabte, 15 de novembre de 2008

El catalán retrocede en la universidad

Algunos extractos de ABC del 2 de octubre de 2008


El castellano gana peso en la Universidad Pompeu Fabra pese a las trabas lingüísticas ESTHER ARMORA | BARCELONA

Lo demuestran las estadísticas sobre usos lingüísticos de la Universidad Pompeu Fabra (UPF), uno de los centros más beligerantes con las exigencias de la Generalitat en esta materia.

Desde el curso 1990-91 el porcentaje de clases que se imparten en catalán ha descendido progresivamente en esta universidad catalana -especialmente desde el curso 2002-2003-. El castellano y el inglés han ido ganado peso en las aulas. En el curso 1990-1991, el 80,05% de las clases se impartían en catalán -llegó a situarse en el 84,75% en el curso 1991-1992-, mientras que el año pasado se rebajó hasta el 61,68%. Mientras, el castellano ha ido conquistando nuevas parcelas y ha pasado de representar el 19,95% del total de clases que se impartían en el curso 1990-91 al 32,67% del pasado curso. También hay un aumento de las clases en inglés.

«Promocionaremos el catalán pero también otras lenguas como el castellano o el inglés porque somos una universidad multilingüe», indicaron portavoces de la UPF. La Universidad Pompeu Fabra ha sido la que se ha opuesto de forma más contundente a los designios del Gobierno de la Generalitat de exigir el nivel C de esta lengua a todos los profesores extranjeros o de otras comunidades que opten a un contrato fijo en los centros catalanes. «Ni lo hemos pedido hasta ahora ni lo pediremos», indicaron fuentes de esta universidad, que relacionaron ese aumento de la presencia del castellano con la llegada de profesorado de otras comunidades y con el crecimiento de este centro y sus nuevas necesidades lingüísticas. «Si reclamáramos el nivel C de entrada podríamos frenar la llegada de buen profesorado de fuera», precisaron fuentes de la Pompeu Fabra.